¡Inmisericordia! el pecado de una dictadura

Galería News documenta y archiva para la historia: aquí los rostros encarcelados del periodista Miguel Mendoza y la ex guerrillera sandinista Dora María Téllez, ambos secuestrados políticos de la dictadura sandinista, como muchas organizaciones de la sociedad civil identifican a la administración gubernamental liderada por Daniel Ortega.

El primero de septiembre Miguel Mendoza fue presentado ante los juzgados de Managua, luego de 14 meses de encarcelamiento ilegal, las imágenes fueron captadas por prensa oficialista y difundidas a través de redes sociales en un doble discurso que intentaba probar que las denuncias sobre torturas y tratos inhumanos de familiares de presos y presas políticas eran falsas.

En el ideario de la administración Ortega Murillo, estas imágenes eran la prueba de que los y las presas políticas «estan bien» sin embargo no fueron más que pruebas de vida, los rostros desgastados por el abuso de poder esta presente en el cuerpo de Miguel Mendoza y en el de cada una de las personas secuestradas.

Septiembre de 2022 pasará a la historia como el mes que evidencia la inmisericordia de un poder estatal que respaldado en las armas se regodea en mostrar abiertamente la falta de piedad y respeto a la vida humana.

Revisamos nuestros archivos, navegamos las redes, reflexionamos y retomamos estas imágenes como prueba de la inmisericordia de un Estado doble moral que discursivamente profesa la existencia de la paz que gobierna en una falsa misericordia en su exterior. 

Una «falsa misericordia» que dice lo que la tiranía quiere oír para aliviar la conciencia pero solo es una mentira. La miseria que baila en el El Chipote, denuncia a gritos a través de los rostros de sus víctimas  

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.