2023 ¡No hay Purísima! o sea ¡No hay Gritería! Al mejor estilo de los caprichos de señores feudales, régimen sandinista nuevamente pasará a la historia por su trágico intento de cancelar las Purísimas en Nicaragua.

El 4 de diciembre las autoridades policiales se dieron a la tarea de notificar a varias parroquias católicas sobre la prohibición de estas populares celebraciones católicas, en un intento por cancelar las tradiciones en sus forma y contenido.

El error: Imposible gobernar la tradición de un pueblo y de generaciones de nicaragüenses a través de la fuerza del capricho vestida de azul y haciéndose llamar Policía Nacional.

Lee también: Secuestros culturales en Nicaragua: tradiciones religiosas católicas. Parte I